IOTA

El universo de las criptodivisas se encuentra en constante expansión, con cada vez más opciones disponibles y entre todas ellas, destaca una de ellas: IOTA. Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos que pretende no solamente incursionar en el mercado financiero, sino también conectar un gran número de acciones.  

Se basa en un sistema que resulta ser similar a las cadenas de bloques, pero mucho más potente y escalable, lo que la hace una alternativa mucho más confiable que el resto de sus competidores. A continuación, se explica esto un poco más a detalle.  

iota coin

¿Qué es IOTA? 

Se trata de una criptomoneda que fue creada bajo el concepto Tangle para el Internet de las cosas; esto implica que tiene un registro de contabilidad distribuida, lo que se traduce en un gran número de ventajas al compararla con otras criptodivisas similares, basadas en las cadenas de bloques, como el Bitcoin.  

Una de las cosas que más ha destacado, es el hecho de poder admitir micropagos, sin que esto signifique un problema, como suele ocurrir con el resto de las criptodivisas disponibles hasta el día de hoy, admitiendo operaciones hasta por un céntimo sin comisiones elevadas; además de que son confirmables en segundos.       

La autosustentabilidad de la plataforma le permite poder realizar todas las operaciones en tiempo récord, esto en gran medida, gracias a la colaboración de otros usuarios quienes apoyan las mismas, gracias a su sistema de código abierto.  

Sus cualidades no admiten la minería y al no haber comisiones, todas las transacciones se realizan en tiempo real, sin demoras, lo que se traduce en un ahorro significativo de tiempo y dinero y disminuye el riesgo de estafas al utilizar esta criptodivisa.  

Inicio de IOTA 

El mercado financiero ha cambiado por completo desde la aparición del Bitcoin, y desde entonces, no ha parado de revolucionar. IOTA es la evolución natural de este proceso, siendo un proyecto que engloba no solo el mercado bancario, sino también al Internet y a todos los objetos que se encuentran conectados a él.  

La manera en la que se ha concebido, hace imposible el rastreo de la información de quienes realizan las transacciones, lo que se traduce en una seguridad absoluta; pues no se está en riesgo del robo de datos, como suele suceder con las entidades bancarias regulares.  

Serguei Popov, con su arquitectura Tangle, fue la inspiración para los desarrolladores, quienes hicieron mejoras en la estructura IoT. La manera en la que se inició el proyecto, fue a través de una estrategia osada: vendiendo en preventa las criptomonedas para poder obtener los fondos necesarios para crear la plataforma.  

Por medio de ICO, se lograron recaudar 500 mil dólares, aproximadamente, con la distribución de los tokens, entre quienes se decidieron a participar en este innovador proyecto. La mente detrás de todo esto son David Sønstebø y Dominik Schiener, de Noruega y Alemania, respectivamente.  

¿Cómo funciona IOTA? 

IOTA funciona como otras plataformas similares, pero al incluir la tecnología de una base de datos de datos distribuida, las posibilidades se multiplican, pudiendo ser utilizada para diversos fines, esto permite poder gestionar bloques de datos en la red IoT, además de sincronizarlos.  

Al estar basada en una estructura Tangle, admite la posibilidad de realizar múltiples transacciones al mismo tiempo, sin que esto comprometa de manera alguna su funcionamiento, gracias a que, entre sus características se encuentran un elevado nivel de escalabilidad. 

Es completamente descentarlizado, lo que elimina por completo, la presencia de intermediarios, permitiendo un control absoluto por parte de los usuarios de sus recursos, haciendo que todos los procesos sean mucho más eficientes.  

iota internet de las cosas

El futuro cercano de IOTA 

Algunas aplicaciones ya están siendo desarrolladas por IOTA, lo que da un aproximamiento a lo que se viene en un futuro cercano, tal es el caso de la automatización de procesos de la cadena de suministros de Fujitsu, quienes han comenzado a utilizar esta plataforma con excelentes resultados.  

I am Pass, también se ha valido de IOTA para desarrollar un novedoso hardware que permite un reconocimiento biométrico por medio del patrón venoso, lo que, sin dudas, será el futuro de la manera de hacer muchas transacciones. 

Estos son solo unos ejemplos de la aplicabilidad de IOTA, pero sus posibilidades se expanden prácticamente hacía todas las ramas de la vida de los seres humanos; como la salud, la energía inteligente, la movilidad, industria automotriz, por solo mencionar algunos.  

Entendiendo un poco más de que se trata Tangle 

Al pensar en IOTA es necesario referirse de manera inmediata a Tangle y es justo esto, lo que diferencia a IOTA del resto de las plataformas similares a simple vista, que se basan en las cadenas de bloques, siendo esta, la solución ideal para resolver los problemas que se presentan con las blockchains. 

El funcionamiento de este tipo de opciones se basa en bloques que se almacenan en cadenas, mientras que Tangle de IOTA funciona como: «una corriente de transacciones individuales enredadas entre sí». basada en el Gráfico Acíclico Dirigido, mejor conocido como DAG. 

La manera en la que funciona, es a través de la creación de una red en maraña; esto elimina las posibilidades de rastreo de las transacciones y al mismo tiempo, elimina la necesidad de cobrar comisiones en cada una de ellas.  

Ventajas de IOTA  

IOTA ofrece una amplia gama de ventajas, cuando se la compara con los sistemas basados en cadenas de bloques, de las criptomonedas tradicionales; ya que gracias a su sistema Tangle, se han podido corregir muchos de los problemas que se presentan con regularidad.  

La centralización absoluta de la obtención de criptomoneda, ha eliminado la posibilidad de hacer minería, evitando los problemas que esto ha llegado a traer consigo, como la vulnerabilidad, ante ataques por parte de hackers.  

Las microtransacciones son, sin lugar a dudas, uno de los puntos más fuertes que brinda IOTA, pues admite la posibilidad de hacer pagos de hasta un céntimo sin tener que pagar por la transacción. Este era un grave problema en opciones como Bitcoin.  

Es fácil comprender el por qué de este asunto, pues, en muchas ocasiones, al hacer transacciones por montos bajos, la comisión superaba el monto de la misma, lo que se había convertido en un verdadero problema y molestia para los usuarios. 

Al no basarse en cadenas de bloques, no se está en riesgo de que el sistema colapse en caso de que, por cualquier razón, una parte del mismo, no se encuentre disponible, brindando mayor seguridad y confianza en las personas quienes hacen uso de este.  

Tiene, además, un límite de escalabilidad establecido, que gracias a su carácter descentralizado, no puede ser eliminado. Esto es solo por mencionar algunas de las características que resultan en ventajas, en cuanto al uso de IOTA, por sobre otras opciones disponibles.  

En conclusión 

IOTA es una de las plataformas más revolucionarias en su estilo, que ha logrado resolver muchos de los problemas que se presentan con otras plataformas y sus respectivas criptodivisas, lo que la ha convertido en una opción muy atractiva para muchos.  

Además de dar un paso hacía el futuro de estas tecnologías, busca la integración de las misma a la cotidianidad de la vida de todos, unificando todas las actividades, en una sola plataforma multiuso que facilite la realización de cualquier tipo de transacción.  

Todo ello, en un ambiente descentralizado, que permite la posibilidad de desarrollo de nuevos proyectos basados en ella. Estas razones han valido que IOTA cuente con el apoyo y respaldo de un gran número de expertos en el área de criptografía, quienes auguran un éxito mayor.  

Se estima que para los próximos años, IOTA se logre consolidar como una plataforma de uso común, estando presente en una gran cantidad de dispositivos, con una amplia aceptación en el mercado a nivel mundial; por lo que no estaría demás invertir en esta alternativa.