Dash

El Bitcoin llegó para revolucionar la manera de hacer transacciones y manejar las divisas, desde un modelo descentralizado. A partir de allí, han surgido una gran cantidad de opciones en criptodivisas que han sabido ganarse su lugar entre los usuarios, tal como es el caso de Dash. 

Desde su lanzamiento en el año 2014, esta criptomoneda ha dado mucho de qué hablar. Es una de las alternativas más sencillas de comprender y fácil de utilizar, incluso para aquellos que no tienen experiencia con este tipo de intercambios de divisas. 

Por esta razón, no resulta sorprendente el hecho de que cada vez más comercios la admitan como método de pago. Sus transacciones son completamente transparentes; ya que se basan en un código abierto, el cual se encuentra en constante expansión y mejora, gracias a la colaboración de los usuarios.

dash crypto

¿Qué es Dash?

Se trata de una criptomoneda creada en enero del 2014, por Evan Deffield; la cual se basa en un código abierto, en cadena de bloques. Originalmente su nombre era Xcoin, pero con el tiempo se iba implementando y en ello cambiando hasta llegar al actual Dash, el cual hace alusión a Digital Cash.

Se basa en el Bitcoin, la madre de todas las criptomonedas, pero ha incorporado mejoras significativas que han logrado reducir el tiempo; en el cual se realizan las transacciones, al mismo tiempo que se ha incrementado la seguridad de sus usuarios. 

Es por esta razón que muchas personas se han referido a Dash como un sistema mejorado de Bitcoin y no sería un error hacer tal afirmación. Debido a que se trata de un modelo mucho más eficiente de la criptodivisa original. 

Esta criptomoneda se puede utilizar para realizar diversos tipos de transacciones para pagar por productos y/o servicios entre sus usuarios y ha comenzado a tener un buen posicionamiento en la bolsa de valores, convirtiéndose en una atractiva opción para invertir. 

¿Cómo funciona Dash?

El funcionamiento de esta criptomoneda es similar a cualquier otro medio para hacer transacciones, admitiendo la posibilidad de realizar pagos por servicios ofrecidos o por la compra de productos; como en los casos de otras monedas tradicionales, como el dólar. 

Cuenta con un sistema de nodos maestros que permite hacer confirmaciones al instante de las transacciones; lo que implica una gran mejora a comparación con el Bitcoin, que puede llegar a tardar hasta una hora para este proceso.  

Realizar cambios o alteraciones en la información contenida en las cadenas de bloques, resulta ser casi imposible. Utiliza un sistema de consenso, al cual tienen acceso millones de personas; por lo que se ha convertido en una de las alternativas más aceptadas en Internet. 

Cuenta con la característica de ser una Blue Chip; por lo que resulta bastante sencillo conseguirla en los diferentes exchanges alrededor del mundo entero. Aunado a ello cuenta con PrivateSend e InstantSend, en una arquitectura de dos niveles. 

En el primer nivel, se trabaja la minería, asegurando así la seguridad de la red, mientras que en el segundo nivel, los Masternodes permiten la aplicación de las características avanzadas de la criptomoneda y la rapidez en sus transacciones. 

¿Cómo se consigue Dash?

Al igual que con otras criptomonedas, existen diversas maneras de poder conseguir Dash, siendo una de las más populares, la minería; para ello se requiere contar con cierto nivel de conocimiento en el área y disponer de un buen computador para el trabajo. 

Los nodos maestros, son otra alternativa para adquirir Dash, simplemente se deben tener unas 1000 unidades para conseguirlos y participar en la red. Pero si no se es muy diestro con estos temas, una opción sencilla es optar por los exchanges para la compra de las criptodivisas. 

Si se decide por esta última alternativa, la recomendación es investigar en varias opciones; pues las tasas pueden variar considerablemente de una casa de cambio a otra. Así que bien merece la pena, tomar un poco de tiempo y no hacer las compras de manera apresurada. 

Entre las casas de cambios más destacadas para la compra de Dash, se encuentra Coinbase, Etoro y Binance. En las que además se pueden conseguir otras opciones de criptodivisas y hacer transacciones entre ellas de forma segura, e incluso, conseguir Dash en efectivo.